Hidrocele

El hidrocele consiste en una acumulación de líquido, generalmente transparente, entre el testículo y la membrana que lo recubre.

Suele ser poco o nada doloroso, aunque puede molestar si es grande. Es un proceso benigno. Se diagnostica simplemente palpando. También colocando una fuente de luz (linterna) en su parte posterior y comprobando que el haz de luz lo atraviesa, lo que denominamos transiluminación positiva. También puede diagnosticarse mediante ecografía.